"Hay que incitar a pensar, reír y pelear contra la apatía, aburrimiento, pensamiento único y la idiotez que provoca la indiferencia"

jueves, 29 de noviembre de 2012

Pensamiento productivo.

Dice Kenichi Ohmae que la creatividad no puede enseñarse, pero si puede aprenderse. "La inspiración creadora es como el tizón, una brasa ardiente que debe atizarse para que prenda y brilla", intentando hacer de esa brasa una hoguera de sabiduría.

Deben ser la circunstancias, o quizá las casualidades, no lo se, pero es en este momento cuando estoy más convencido de mis ganas de avivar esa llama. De mis ganas de pensar, pensar productivamente, asociando y uniendo conocimientos ya conocidos y comprobados para crear nuevas ideas, nuevos objetos. Aprender a pensar para después saber en que hacerlo. Revelarme contra la indiferencia, contra la pasividad, contra el peso muerto. Conceptos que paralizan toda mente y toda capacidad creativa. Todos podemos crear. Crear es pensar. Algunos hacen de su llama una hoguera, otros una vela.

Son las ganas de enfrentarse a una nueva meta, a un nuevo proyecto. Las ganas de aprovechar las oportunidades y poder convertirlas en lo que desde tiempo atrás soñamos. Como decían en Million Dollar Baby: "La magia de un sueño que nadie ve, excepto tú".


2 comentarios:

V4LLe dijo...

La última frase es brutal, creo que se puede aplicar en el momento en que cada uno decide tomar un camino en su vida, un camino que puede no gustar a los demás o no llamarles la atención, pero un camino que nos lleva a nuestros sueños y a nuestras metas. Gran blog! ;)

Pedro Pale dijo...

Cierto, es lo que más me gusta, entra en cualquier contexto. Y sobre todo, una frase muy positiva y con mucha garra. Muchas gracias, me alegra que te guste, espero que sigas pasandote por aquí. Abrazos :)